Ejes de trabajo

 

Las jornadas se van a desarrollas a partir de los ejes de trabajo descritos más abajo. Cada uno de estos ejes se desarrollará a partir de una mesa de experiencias y problemas prácticos y de un taller de desarrollo de perspectivas de trabajo a futuro. Los ejes son:

El movimiento municipalista y la cuestión de la organización.

El municipalismo se ha propuesto como un movimiento antes que como una repetición enésima de alguna variante de la forma partido. Pero ¿a qué llamamos exactamente “movimiento municipalista”? ¿Qué tipo organización “municipalista”, puede ser movimiento y contrapoder, y al mismo tiempo participar de la institución? En la mesa y talleres de este eje se compartirán distintas experiencias acerca de cómo se ha resuelto la cuestión de la organización (sus potencias, pero también sus problemas, límites y demás -extensión de la participación y límites relacionados con este objetivo una vez llegadas a las instituciones-). También se tratará establecer un planteamiento de principios para el incipiente movimiento municipalista.

Espacios sociales y centros de gestión ciudadana.


Los espacios sociales autogestionados comportan la creación o sostenimiento de vínculos comunitarios, a la vez que formas de gestión colectiva y democrática de recursos comunes. Muchos de estos espacios o experimentos son el resultado de conquistas arrancadas a la administración pública o a intereses privados que han convertido las ciudades en nichos de negocio.

La actual fase de asalto insitucional ha alumbrado nuevas oportunidades para la reproducción de este tipo de iniciativas, pero exige también repensar la cuestión central de la autonomía. Autonomía para generar tejido social capaz tanto de impulsar la propia acción de las opciones institucionales de cambio, pero también de permanecer cuando estas dejen de estar en posiciones de poder o se institucionalicen.

En este eje se pretender realizar una puesta en común de las necesidades de reproducción de estas experiencias –¿cómo defenderlas, cómo extenderlas?– y su relación con lo institucional –¿qué demandas para qué autonomía?–. También se quiere pensar la posibilidad de articulación de una red o de espacios de este tipo. Naturalmente no se parte de cero, contamos con una miríada tanto de experiencias previas como de oportunidades nuevas que se están impulsando en este contexto: Red de Espacios, nuevas normativas, espacios impulsados desde los nuevos partidos, etc.

Sindicalismo social y derechos sociales


Tras el 15M, cada vez son más, los colectivos que se han reunido con el propósito de luchar por derechos básicos que van más allá de lo laboral. Estas experiencias, de las que la PAH se puede considerar el protitipo más desarrollado, han recibido el nombre de sindicalismo social o sindicalismo metropolitano. Pero la PAH no es una mera agencia de afectados, sino que ha demostrado ser un dispositivo de lucha democrática en favor de los derechos de la ciudadanía en su conjunto, al tiempo que crea subjetividad y empoderamiento.

Los talleres incluidos en este eje tienen como propósito pensar la construcción de dispositivos de creación de derechos, a través de la autoorganización social y de base, más allá de la presencia o no en las instituciones.

Trabajo, cooperativismo y remunicipalización.


Desde la llegada de los nuevos gobiernos municipales se ha planteado el problema de qué hacer con unos servicios públicos sometidos a la privatización, la externalización y la subcontratación. Las presiones en contra de la remunicipalización son muchas y vienen de la mano de los lobbies empresariales, los grupos mediáticos y los partidos del régimen. A la vez, en muchas ocasiones, los sindicatos han planteado diversos conflictos que tienen que ver con mejoras laborales, pero también con la remunicipalización de los servicios. ¿Cómo se puede encarar un proyecto eficaz de remunicipalización de los recursos públicos?

Por otro lado, se han empezado a aplicar cláusulas sociales y medioambientales a los contratos públicos así como otros mecanismos diseñados para compensar los efectos del capitalismo urbano. Las redes de cooperativismo tienen un papel central en este contexto, tanto las cooperativas que las forman como sus principios políticos. ¿Qué tipo de relación debe producirse entre cooperativismo y gobiernos locales? ¿Cómo superar la dependencia proveedor público-servicio privado? ¿Qué problemas supone esta relación y cómo evitar la formación de redes clientelares típicas de ciclos anteriores?

Taller de municipalismo europeo. La Europa de las ciudades rebeldes.


Sobre todo en Italia, pero en breve en más países, se están llevando a cabo iniciativas inspiradas en el impulso municipalista en España. Las ciudades del cambio están siendo las primeras en alzar su voz contra el tratamiento intolerable a las personas migrantes y refugiadas, y en la práctica de la paz activa contra las fuerzas de la guerra y la desigualdad que están creciendo en el seno de la UE.

Esta instancia del municipalismo nos permite vislumbrar una geometría a varios niveles del espacio político europeo, basada en las democracias municipales y en los circuitos de la producción del común metropolitano. En la perspectiva de estas jornadas está la apuesta por un contrapoder político, fiscal y económico de las ciudades y pueblos rebeldes. Pero se trata también de las ciudades y metrópolis como fábricas del común dentro y contra la financiarización privatizadora y el corporativismo público que excluye a las y los subalternos.

No ha sido la primera vez que, junto a Reinos e imperios, en Europa se han planteado e iniciado federaciones y confederaciones de ciudades, desde la Liga Hanseática a las Comunas italianas, pasando por las comunidades de Castilla. Sin nostalgia alguna, y en plena debacle del diseño institucional de la UE, la imaginación constituyente de las ciudades permite pensar una salida emancipadora y democrática del marasmo europeo.